Sábado 20 de noviembre de 2021 / Derechos

Zapatistas en Asturias se despiden..

Una delegación de base de las comunidades zapatistas deja sembrado en Xixón árbol de fraternidad.
En los jardines del movimiento indígena en Contrueces, despedida festiva con la charanga Ventolín. {{Bienvenidos Zapatistas.}} El ayto tiene anunciado desde año y medio la colocación de un recordatorio a Berta Cáceres, lideresa del pueblo indígena lenca de Honduras, en este mismo jardín del movimiento indígena, en cuya inauguración participaron también indígenas quechua y tzeltal de Bolivia y México, hace diez años, en que jugamos a la oca de los pueblos indígenas con los escolares, contó cuentos Cellero, pintamos murales con Berto Vázquez, y nos acompañaron las autoridades, alcaldesa y presidente de la AAVV. Recordatorio en estos jardines del movimiento indíxena bien podría ir también para la comandanta Ramona, u otras referentes de los pueblos originarios. Hoy, reivindicamos los derechos y cultura indígena, con la compañía de representantes zapatistas de la travesía por la vida. Con la invaluable música popular de la Ventolín, y con el gesto concreto de la plantación de un arbolín, que recordará durante su crecimiento y cuidados, las relaciones entre los pueblos. Hace diez años, en esta actividad en que se renombraban estos Jardines, se recordaba también la Historia de los 7 Arco Iris, procedente de Chiapas.. “Muy en el principio de los mundos que luego caminaron nuestros más grandes abuelos, los más grandes dioses, los que nacieron el mundo, los primeros, se bajaron a platicar con los hombres y mujeres de maíz…” comienza dicha historia que se profundiza y relata cómo se conversaba y .. “Acuerdo hacían de buscar los acuerdos buenos con otros hombres y mujeres, con otras lenguas y con otros pensamientos.” Diciendo que 7 debían de ser porque 7 eran los aires o los cielos que techo le ponían al mundo, y 7 eran también los colores del arco iris. “Y entonces los hombres y mujeres de maíz se estuvieron de acuerdo en cumplir con los 7 trabajos para que el mundo fuera bueno y miraron al lugar donde el sol y la luna se turnan su duermevela y preguntaron a los dioses primeros que cuánto debían caminar para cumplir esos 7 trabajos que sirven para hacer el mundo nuevo.” y los hombres y mujeres de maíz, con lo dioses primeros, se pusieron a pensar juntos para juntos encontrar el buen camino que nuevo hiciera el mundo. Y en eso estaban, o sea que pensándose, o sea que sabiéndose, o sea que hablándose, o sea que aprendiéndose, o sea que estándose cuando la lluvia se colgó en la mera mitad de la tarde sin caerse ni levantarse, nomás estando ahí y los hombres y mujeres de maíz se quedaron mirando y también los primeros dioses y ahí nomás que se empieza a pintar un puente de luz y nubes y colores y de la montaña venía el puente y al valle iba al puente y luego clarito se veía que el puente de colores, nubes y luz no iba a ninguna parte ni se venía de ningún lado sino que nomás se estaba ahí, encima de la lluvia y el mundo. Y tenía el puente de luz, colores y nubes 7 colores como franjas…y supieron que eso era lo bueno, ser puente para que vayan y vengan los mundos buenos, los nuevos que nos hacemos. Y rápido sacaron los musiqueros sus instrumentos.. y tras el baile.. encontraron que 7 veces 7 era que 7 arcoiris de 7 colores tenían que hacerse caminando para que pudieran cumplirse los 7 trabajos principales. Y entonces ya se supieron también que terminados los 7 se seguían otros 7 porque los puentes de nubes, colores y luz no van ni vienen, no tienen principio y final, no empiezan ni acaban, sino que se la pasan siempre cruzando de un lado a otro. Por eso, desde esa tarde de alegría y saber, los hombres y mujeres de maíz, los verdaderos, se pasan la vida haciendo puentes, y en la muerte también se hacen puentes. Puentes siempre de colores de nubes y de luz, puentes siempre para ir de uno a otro lado, para hacer los trabajos que nacen al mundo nuevo, al que buenos nos hace 7 veces 7 se caminan el 7 los hombres y mujeres de maíz, los verdaderos. Hoy, que con estas presencias, con estas músicas, con los colores de la diversidad en las banderas.. Nos sirva para profundizar en el significado de la relación armoniosa, respetuosa con la Naturaleza, que son y han sido por milenios las y los mejores Guardianes y Guardianas de la Pachamama. Que los árboles por aquí plantados, El carbayu: guardian de la justicia y la veracidad. El texu, el árbol sagrado de la mitología asturiana, pues representa el vínculo del pueblo asturiano con la tierra. El castaño, asociado a la honestidad, símbolo de este tiempo de otoño o seronda, y su fruto las castañas, con connotaciones rituales antiguas y presentes a través del magüestu comunitario, sean también puentes entre el mundo zapatista que nos visita y las aspiraciones de los colectivos sociales astures a un mundo nuevo, protegido por los 7 colores del arcu la vieya, el arco iris. Zapata Vive. Las Luchas Siguen. 20-N 2021.